Una productora de espectáculos busca realizar primer concierto en Chile con distancia social

La productora de espectáculos chilena Espacio Brodway se encuentra organizando el que promete ser el primer festival musical en vivo con distancia social en el país durante la pandemia del coronavirus, explicó a Sputnik el dueño de la compañía, José Antonio Aravena.

“Estamos organizando el que sería el primer concierto con distanciamiento social en el país”, afirmó Aravena.

A comienzos de este año, Aravena, al igual que muchos productores de eventos, sintió los efectos de la pandemia que coartó todo concierto y festival en vivo, y desde entonces ha estado en una constante búsqueda para poder seguir con su negocio.

En febrero, cuando la crisis aún estaba en ciernes, entendió que el rubro de los conciertos sería complejo este año y se dedicó a instalar un proyecto de autocine, una antigua costumbre que estaba volviendo a rescatarse en otros países a causa del coronavirus, pero en marzo llegaron las cuarentenas a Chile y la iniciativa no pudo concretarse.

Luego de cinco meses sin eventos grandes, Aravena leyó con anhelo la noticia de que en el Reino Unido, en la localidad de Newcastle (nordeste), se realizó un concierto con distanciamiento social al que asistieron unas 2.500 personas con mascarillas, y decidió organizar uno en Chile.

“La idea es que se realice en el recinto abierto de Espacio Brodway en Pudahuel (oeste de Santiago) en el mes de octubre, y esperamos que puedan asistir hasta 4.000 personas”, afirmó.

El formato será parecido al visto en Inglaterra: se venderán box privados cerrados en el que caben entre ocho y 10 personas, con una separación de dos metros entre cada box, y con la obligación de acudir con mascarilla.

Hasta el momento sólo está confirmada la banda de funk rock chilena Chancho en Piedra, pero Aravena espera que en los próximos días se vayan sumando más artistas nacionales.

l productor explicó que ya enviaron el protocolo correspondiente a las autoridades sanitarias y están a la espera de una autorización oficial, entendiendo que todo depende de cómo evolucione la expansión del virus en el país.